SHELL GAS  Combustión limpia, segura y confiable

¿Por qué elegir Shell?

En Shell Gas tenemos un profundo compromiso con la energía y con nuestros clientes. Nos colma de satisfacción ofrecer un combustible más limpio, mediante nuestra especialización y tecnología de avanzada nos dedicamos permanentemente a buscar mejores formas, más seguras y confiables para responder a sus necesidades de energía.

Shell Gas es parte de una organización internacional reconocida por su excelencia en la producción de combustibles, así como la distribución a nivel global. Somos uno de los principales proveedores de GLP y aprovechamos la especialización adquirida a nivel global, para ofrecer a nuestros clientes soluciones profesionales adaptadas a cada lugar.

Tenemos un experimentado equipo de expertos en GLP que pueden proporcionarle toda la información necesaria y el asesoramiento que necesite.

Shell gas brinda una solución para el uso interno y externo.

¿Qué es el GLP?

El GLP es una mezcla de dos gases, propano y butano.Tiene combustión limpia y en condiciones normales de presión y temperatura es un gas que con una leve presión, puede ser almacenado en estado líquido. Es el combustible ideal para los autoelevadores.

Nuestros productos: Butano y Propano

Uso recomendado:

Combustibles de calefacción.
Se utiliza como combustible doméstico, comercial, industrial y automotor, y también como materia prima en procesos químicos.

Estas hojas deben estar presentes en las instalaciones donde se almacenen y/o manipulen estos productos.

Aplicaciones


Industria

Como el LPG de Shell produce un calor parejo que se puede regular, constituye una fuente ideal de calor y energía para una gran variedad de usos industriales.

Además de la calefacción de ambientes y la producción de calor para distintos procesos, el LPG de Shell se utiliza para el funcionamiento de diferentes tipos de hornos y maquinaria de uso industrial, en la producción de alimentos, para el envasado termocontraíble y para una gran variedad de procesos industriales.

EL LPG en la industria. El LPG de Shell es una fuente ideal de combustible para uso en muchos procesos industriales. La alta calidad de nuestros productos unida a nuestra vasta experiencia nos permite ofrecer las soluciones de energía que se adaptan a sus necesidades específicas.

Vidrio

La fundición de vidrio es un procedimiento con gran consumo de energía y requiere un control preciso de la temperatura y combustible de gran pureza. El LPG de Shell permite generar llamas pequeñas que se regulan con facilidad para procesos muy especiales, como la fundición de vidrio óptico.

Metales

El LPG de Shell puede proporcionar la llama de alta temperatura e intensidad necesaria para la fundición de aleaciones y metales con total precisión.

Otras aplicaciones

Además de sus principales usos industriales, el LPG de Shell se puede utilizar en una inmensa cantidad de aplicaciones innovadoras, como por ejemplo:

Cerámica

El LPG de Shell es un combustible ideal para hornear piezas de alfarería y cerámica, que pueden ser perjudicadas por el hollín que producen otros combustibles. Además, el LPG proporciona un calor regulable.

Asfalto

El LPG de Shell es ampliamente utilizado para el calentamiento de asfalto en el lugar de la obra, ya que no necesita bombeo y se lo regula con facilidad. Se lo puede quemar bajo una cubierta que concentra el calor en la superficie de la calle y es sencillo monitorear las temperaturas exactas que se necesitan.

Autoelevadores

Cada vez más empresas optan por utilizar LPG de Shell para sus autoelevadores. Con el paso de los años, los autoelevadores han evolucionado: ahora son más vérsatiles y se adaptan a las cada vez mayores exigencias de la industria. Si bien la tecnología de la maquinaria se ha modernizado, el desempeño de los combustibles tradicionales no siempre ha marchado al mismo paso.
El LPG es de combustión más limpia, es más económico, versátil, duradero y confiable y no compromete el desempeño.

Apto para el traslado de productos sensibles

Dado que el LPG de Shell es de combustión más limpia, es mejor para el traslado de productos sensibles a la suciedad y a los olores.

Funcionamiento silencioso

Los autoelevadores que utilizan el LPG de Shell producen escaso ruido durante el funcionamiento, lo que genera un ambiente de trabajo más agradable cuando se los utiliza en espacios internos.

Versatilidad

Los autoelevadores que utilizan LPG pueden trabajar tanto en espacios internos como externos, lo cual elimina los costos, inconvenientes y las consecuencias en salud y seguridad de tener en funcionamiento dos equipos distintos.

Rápido reabastecimiento

La recarga de LPG en los autoelevadores que lo utilizan es muy rápida, lo cual elimina el tiempo muerto innecesario y los hace ideales para el funcionamiento ininterrumpido.

Reducción de costos

El uso del LPG de Shell ofrece gran ahorro de combustible y bajos costos de mantenimiento, lo que reduce los gastos operativos diarios.

Potencia y disponibilidad

El LPG de Shell tiene alto valor calorífico y por lo tanto aporta la potencia necesaria para el traslado de cargas pesadas. Los principales fabricantes de autoelevadores de todo el mundo ofrecen modelos que funcionan con el LPG de Shell.

Almacenamiento

Shell Gas (LPG) brinda soluciones de almacenamiento de LPG a medida y un servicio de abastecimiento basado en su consumo, cumpliendo con la legislación local.

Aplicación industrial

Apto para ser utilizado en todo tipo de industrias, el LPG de Shell es el combustible más versátil para los autoelevadores. Con todos los beneficios que brindan el gasoil y la electricidad, pero a un menor costo, el LPG de Shell se utiliza en la actualidad para el funcionamiento de autoelevadores en todo el mundo.

NOSOTROS  
GAS BUTANO   Servicio confiable

Gas Butano

Garrafas de 10kg. Entregas a domicilio.

CABA - Gran Buenos Aires: Zona Sur / Zona Oeste

Teléfono: 4693-8080 / 4693-4433

¿Cómo saber si una garrafa es de buena calidad,
confiable y segura?

GAS PROPANO   Libere todo el Potencial

La solución flexible, de combustión limpia y económica.

En Shell sabemos que si un autoelevador se para, su negocio también se para. Los autoelevadores, cumplen un rol clave en la producción –mover eficientemente los productos y los materiales, en el área de trabajo es una función vital en el negocio. Pero un vehículo es tan bueno como la energía que lo mueve, por eso el gas licuado de petróleo (GLP) es la opción ideal para usar en autoelevadores.

Cada vez más empresas optan por cambiar sus autoelevadores diesel y eléctricos por unidades a GLP. ¿Por qué? Porque tiene una combustión limpia y es seguro. A diferencia del diésel y del eléctrico, es más conveniente para el uso tanto interno como externo. Los costos de mantenimiento son menores que los eléctricos y la capacidad de carga es la misma que la de los diésel.

Mientras que los eléctricos son limpios y silenciosos e ideales para el uso interior, necesitan superficies lisas para que sus baterías no sufran daños, haciéndolas inadecuadas para el uso exterior. Las baterías necesitan recargarse un tiempo prolongado en costosas estaciones de carga que ocupan grandes superficies. Mientras los diésel son diseñados para condiciones duras exteriores, son demasiado ruidosos y contaminantes para ser utilizados en espacios interiores – en especial con alimentos, productos farmacéuticos o con materiales sensibles a la suciedad o el olor. Más aún, la vibración constante los ha hecho impopulares entre los empleados.

Los autoelevadores a GLP pueden operar tanto en espacios interiores como exteriores y pueden responder a las tareas más demandantes en espacios abiertos. A diferencia de los autoelevadores diésel, pueden ser utilizados para productos alimenticios sensibles, por tener una combustión limpia, por sus bajas emisiones y casi nulos contaminantes peligrosos.

En cuanto al reabastecimiento, los autoelevadores a GLP son claramente más beneficiosos que los eléctricos.